lunes, enero 26, 2009

Una luz, una esperanza


A seis meses de tu ausencia, comienzo de nuevo a ver luz y tener esperanza, sin olvidarte. El tiempo pasa, la vida continua, hay que avanzar. De alguna manera debo expresar mis sentimientos en estos momentos, desahogarme, y dejar que fluya esto que invade de vez en cuando mi corazón, la mejor forma es: escribiendo. Ese domingo 27 de julio, el día que te fuiste, mi vida quedó con un vacío enorme y que aún es palpable. Me tocó que aceptar bruscamente otro cambio radical. Era nuestro destino, conocernos, VIVIR momentos mágicos, momentos dulces, y momentos duros. Fue el encuentro de dos almas solitarias, la tuya y la mía. Ahora, cada vez que tengo un pensamiento hacia ti, lo dejo plasmado en una hoja y lo guardo en la botella petita que una vez me obsequiaste, debo reconocer que a veces soy intensa y casi tengo llena la botella, es como si quisiera que te enteraras de todo y cuando vuelvo a la realidad, sé que no leerás nada. Me queda la satisfacción que hasta el último día que compartimos, expresé con un susurro en tus oídos: el cariño, y el amor que aún permanece intacto en mi corazón. Tú luz se extinguió en este mundo terrenal, doy gracias por haber estado hasta el último suspiro que diste, y ahora esa luz brilla en otro lugar. A esa luz me aferro, para que me siga guiando, protegiendo de las adversidades y sobre todo que ilumine mi camino. Te extraño un montón, el transcurrir de los meses aminora lentamente este sentir. El apoyo de mi familia ha sido fundamental, porque son mi fortaleza, mi soporte, Una luz, una esperanza. Ahora trato de vivir cada día como si fuera el último, porque entiendo que las cosas buenas no duran mucho. Aprovecho el tiempo para seguir madurando, e integrándome a esta sociedad. Te dedico este corto y hermoso poema del escritor que tanto te gustaba:

AMOR ETERNO
Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.
Gustavo Adolfo Bécquer

12 comentarios:

  1. Carolina, con todo mi cariño, te hago llegar un fortísimo abrazo.

    Santos

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo. La vida que recorremos, nos hace a veces quebrantarnos ante una pérdida. Hoy, un poco más tranquila, puedo decir que las personas que se cruzan en nuestro camino no es al azar. Porque, cada una deja aprendizaje, enseñanza, lección, valorando cada detalle por más mínimo que sea, y de alguna manera contribuye a nuestro crecimiento personal. Abrazos Santos.

    ResponderEliminar
  3. Se fuerte... la vida es preciosa... y también "jodida"... pero se vive una vez "na mas"....

    Refigiate en ti... en tu arte.. mira "pa lante" y "pa riba" "na más"....

    Las personas se miden por las veces que se levantan no por las que se caen..... y tu eres de ORO...

    RECOJE DE MI BLOG TODOS LOS PREMIOS QUE QUIERAS Y LO METES EN TU BLOG....

    UN BESO....

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario. Cuando aprenda a moverme bien en el blog te juro que recojo los premios, jajajajajajaj estoy bastante inexperta en esta área.

    Tienes razón, la vida es hermosa, y bastante corta. Y eso intento, vivir cada día como si fuera el último!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Bueno lamento ser un intruso pero he pasado por aquí y al leer tu emoción me has contagiado. Gracias por compartir con todos nosotros tus sentimientos.
    un saludo
    pacobailacoach.blogspot.com
    ¿conoces el coaching?

    ResponderEliminar
  6. Para nada eres intruso. Gracias por leer este pequeño blog, que hasta ahora estoy construyendo. Es una manera de expresar sentimientos, de esos que salen de lo más profundo del corazón.

    No conozco el coaching. Ahora mismo me paso por tú blog. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Carolina. Gracias por seguir mi blog.
    Sólo decirte que tengo el convencimiento de que la vida no acaba con la Muerte. Es un paso más. Y quien se ha ido, seguirá, de otra forma, pero junto a ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Celia, tus palabras me reconfortan. Lo que vi de tú blog, me encanto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Te dejo mi abrazo con todo mi cariño, como si de mi hermana se tratase.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Muchas Gracias Marga. Eres bienvenida a este rinconcito. Un abrazo bien fuerte y con el mismo cariño que el tuyo. Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias por dejar un destello de luz en mi casa. Tienes un blog mágico. No lo perderé de vista. Besos

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio