jueves, marzo 12, 2009

Historia del lápiz

El niño miraba a su abuela, que escribía una carta. En determinado momento, preguntó:
_¿Estás escribiendo una historia que nos sucedió a nosotros? ¿Y es, por casualidad, una historia sobre mí?
La abuela dejó de escribir, sonrió y comentó al nieto:
_Estoy escribiendo sobre ti, es verdad. Ahora bien, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueras como él, cuando crezcas.
El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada especial.
_Pero ¡si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!
_Todo depende de cómo mires las cosas. Hay cinco cualidades en él que, si consigues conservarlas, te harán siempre una persona en paz con el mundo.
>>Primera cualidad: puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar nunca que existe una Mano que guía tus pasos. A esa Mano la llamamos Dios y Éste debe conducirte siempre en la dirección de Su voluntad.
>>Segunda cualidad: de vez en cuando necesito dejar de escribir y usar sacapuntas. Con eso el lápiz sufre un poco, pero al final está más afilado. Por tanto, has de saber soportar algunos dolores, porque te harán ser una persona mejor.
>>Tercera cualidad: el lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar los errores. Debes entender que corregir una cosa que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.
>>Cuarta cualidad: lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que lleva dentro. Por tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro de ti.
>>Por último, la quinta cualidad del lápiz: siempre deja una marca. Del mismo modo, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará huellas y procura ser consciente de todas tus acciones.
"Como el río que fluye" Paulo Coelho


22 comentarios:

  1. Ayyyyyyyyyyyyyy, ¿que pasó Mi Capitán?
    Espero tener el gusto pronto, de seguir leyendo hermosos sonetos escritos por ti. Noble Caballero dejas un pedacito de mi corazón acongojado.
    Un fuerte abrazo
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Precioso el relato y una Verdad de las verdaderas.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Si Celia, de cierta manera, todos somos como un lápiz.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito y muy real....

    Es como la vida misma....

    Un besito...

    ResponderEliminar
  5. Preciosa historia y como siempre Coelho haciéndonos reflexionar, nunca está demás recordarlo.

    Besos y gracias Carolina

    ResponderEliminar
  6. Tito Juan, es un placer para mi que vengas a mi refugio y dejes letras en el. Gracias.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Tinika, tienes un blog precioso. Gracias por venir y seguirme.
    abrazos y besos

    ResponderEliminar
  8. Bella lección de vida nos regalas en estas letras. Un placer leerte y conocer tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Bonito Texto el de Coelho.
    Tienes un blog Precioso!!
    Te seguire visitando.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias por visitarme Salvador. Es un honor para mi tener un comentario tuyo en mi humilde rincón. Tienes un blog encantador, desde ahora te sigo.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Jordy. Me encantó cada una de las fotografías que vi en tú blog. Por eso, ahora es uno de mis lugares de deleite. Gracias por venir a leer mi blog. Estaré por el tuyo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Una reflexión maravillosa inspirada en un lápiz. Preciosa elección.
    Gracias por traérnosla.
    Besos para ti,

    ResponderEliminar
  13. Marga que alegría me da ver tu comentario.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Carolina. Paulo Coelho no es solo un buen escritor sino un gran pensador y filósofo, por eso me gusta también. Muchas gracias por tus palabras, maravillosas. Seguramente como eres tú. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Hola Josef. Me alegra que vengas a visitarme. Si, Paulo Coelho es un escritor, que nos lleva a la reflexión en cada uno de sus textos, que son magnificos. Te mereces muchas palabras más, y que, aquí no terminaría de escribir. Abrazos y besos!

    ResponderEliminar
  16. CAROLINA: soy Rodolfo (renosaudadesdeldesierto.blogspot.com) y te agradezco haber visitado mi sitio. Realmente muchas gracias.
    Hoy retribuyo asomándome a tu lugar, creo que por primera vez.
    Me gusta mucho lo que veo y leo.
    Te confieso que Paulo Coelho no es de mis predilectos. (la franqueza es el mejor de mis defectos... já)Pero de todos modos me encantó la parábola del lápiz. Mucho.
    Volveré a pasar por aquí si me lo permites.
    Un abrazo
    Rodolfo

    ResponderEliminar
  17. precioso este relato es una gran verdad, que sencillo y que fácil para aplicarnoslo.
    Soy admiradora incondicional de Paulo, me leí casi todos sus libros.
    Tu blog es una maravilla.

    ResponderEliminar
  18. Bienvenido Rodolfo a mi casa. Gracias por tú franqueza, y respeto la opinión que tienes por Coelho. Me alegra que te guste la parábola del lapiz. Y claro que si, puedes pasar cuantas veces quieras por mi casa que es la tuya también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Hola Carranchina, yo también soy admiradora incondicional de este escritor. Gracias por el comentario, y eres bienvenida a mi casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Ya estás en mi lista de burbujitas amigas, jejeje. Besos

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio