viernes, septiembre 25, 2009

El collar de turquesas


Detrás del mostrador el hombre miraba distraídamente hacia la calle mientras una chiquilla se aproximaba al local. Ella aplastó su naricita contra el vidrio de la vidriera, y sus ojos color de cielo brillaron cuando vio determinado objeto.
Ella entró en el local y pidió ver el collar de turquesas azules y le dijo al vendedor:
_ Es para mi hermana. ¿Podría hacerme un lindo paquete?
El dueño del local la miró con desconfianza y le preguntó:
_ ¿Cuánto dinero tienes?
Sin alterarse ella sacó de su bolsillo un atadito y fue deshaciendo los nudos. Colocó un sobre en el mostrador y dijo:
_ ¿Esto alcanza o no?
La niña mostraba orgullosa algunas monedas.
_ ¿Sabe? – Continuó – quiero regalarle esto a mi hermana mayor. Desde que nuestra madre murió ella me cuida y no tiene tiempo para ella... Hoy es su cumpleaños y estoy segura que estará feliz con el collar, es del color de sus ojos.
El hombre se fue para adentro, colocó el collar en un estuche, lo envolvió con un rojo e hizo un hermoso lazo con cinta azul.
_Toma, le dijo a la chiquita, llévalo con cuidado.
Ella se fue feliz saltando calle abajo.

Todavía no había terminado el día cuando una linda joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró al negocio. Colocó sobre el mostrador el paquete desenvuelto y preguntó:
_ ¿Este collar fue comprado aquí?
_Si señora –respondió el dueño del local-
_ ¿Cuánto costó?
_ ¡Ah! – Dijo el dueño del local- el precio de cualquier objeto en mí negocio es siempre asunto confidencial entre el vendedor y el cliente.
_Pero mi hermana sólo tenía algunas monedas. ¿Este collar es verdadero, no? Ella no tendría dinero para pagarlo.
El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio y con mucho cariño colocó la cinta diciendo:
_Ella pagó el más alto que cualquier persona puede pagar. Ella dio todo lo que tenía.
El silencio llenó el pequeño local y lágrimas cayeron por el rostro de la joven, mientras sus manos tomaban el paquete.

La verdadera donación es darse por entero, sin restricciones.

“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor...
Recuerda:
Si eliges el mundo quedarás sin amor, pero si eliges el amor, con él conquistarás al mundo” Albert Einstein.

Comentario: traigo esta historia preciosa que quiero compartir con todos ustedes. Desconozco el autor. Y me ha gustado la forma en que expresa ese amor único, de familia. Que algunas veces a nosotros mismos no nos salen las palabras para describirlo, pero lo sentimos profundamente. Esto me recuerda a mi familia en general, pero, hay dos personitas especiales, las hijitas de mi hermana, mis dos soles, mis niñas (así les digo yo) que son muy traviesas por sus edades... Ellas se desviven por demostrar el amor que sienten hacia Mi Madre, Mi hermana y mi persona. Nos escriben papelitos con un “Te amo Mamá”, “Te extraño tía”, “Te quiero nonita” , llegan a casa con una cantidad de pequeños detalles que les enseñan a elaborar en el colegio y todos con dedicatoria para nosotras, en una pared de casa de mi madre ya no queda espacio libre por la cantidad de cosas hermosas que nos dedican... Detalles que tienen un valor invaluable para nosotras. Y, lo mejor de todo es que regocijan nuestros corazones...
Este amor es precioso, porque nos entregamos por completo sin exigir nada, y da la fuerza necesaria para comerse el mundo entero!!! Así lo veo yo.
Feliz fin de semana.

12 comentarios:

  1. Tengo la piel herizada. Me parece una historia preciosa, llena de ternura. Aderezada por tu comentario final.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me has emocionado es precioso y asi lo veo yo todos los regalos por insignificantes que sean para mi tienen un significado escondido y más profundo, también tengo a mi alrededor niños que llenan mi vida de ilusión, ellos conocen lo que es el amor verdadero.
    Y una bisabuela que cuando le regalo algo, se queda mirandolo y yo le pregunto si no lo abre, y ella responde con un profundo suspiro : me da pena desemvolverlo.
    Besos Carolina, momentos llenos de ternura.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que hermoso mensaje! tus reflexiones también lo son, me ha encantado conocer este blog, y con tu permiso, compartiré a través de mi Twitter esta hermosa historia desde tu blog. Un abrazo venezolano full de afecto.

    ResponderEliminar
  4. Hola mi linda Carolina! :)
    Conocí este cuento hace poco. Me agrada volver a leerlo, está lleno de buenos sentimientos...

    La imagen del collar es preciosa! La turquesa es mi piedra favorita, siempre llevo algo que tenga una turquesa :)

    Que tengas un lindo fin de semana junto con tu lindo Negri :) :) :)

    Besos!!!!!!!! ;)

    ★ ♥ ♥ ♥ ★

    :)

    ResponderEliminar
  5. __________$$$$$$
    ________$$$$$$$$$$
    ________$$(a)$$$$$$
    ____§§§§$$$$$$$$$$
    ________§§$$$$$$
    ________§§__$$$$$$$$__§§§§§§
    ____________jr$$$$$$$§§§§§§
    ____________$$$$$$$$§§$$$$__$$
    _____________$$$$$$$$$$$$$$$$$
    ______________$$$$$$$$$$$$$$$$
    ________________$$$$$$$$$$$$
    __________________$$$$$$$$__§§§§
    ________________§§____________§§
    ____________§§§§______________§§

    amigaa que tengas un buen fin de semana, abrazosss de tu amigo Chrissssssss
    Te invito a mi blog de Imagenes http://chistianfilms.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. ¡Que lindo relato Carolina!

    Son los detalles y las cosas pequeñas, lo que valen.
    Es el desapego material, lo que queda siempre dentro, la intención...

    Lo que realmente importa, es el sentimiento que no pesa, que no le suma lastre a nuestro equipaje.

    Muchas gracias por compartir estos hermosos sentimientos.

    Es un placer leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tambien me llego a mi este mensaje hace unos dias y me dejo alucinada...en la vida los pequelos detalles llenos de amor son los que cuentan....no el valor de lo material...sino el cariño y el amor con el que se den....un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Este post es lo más maravilloso que he leído en este día. me ha colmado de gratas emociones. Gracias por compartirlo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. PRECIOSO EL DETALLE DEL TENDERO JOYERO Y LA HERMANITA ...BESOS
    MARINA

    ResponderEliminar
  10. Amiga Carolina leer esto al empezar el día te ensancha el pecho. Te predispone al bien. Puede haber muchas historias iguales o parecidas, pero siempre nos dejan el corazón rebosando de emociones... y los ojos de lágrimas... je je je....
    Besos y gracias por alegrarme el día. Juan.

    ResponderEliminar
  11. paso a saludarte y dejarte un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  12. Mi dulce Carolina este cuento lo publique tambien en mi blog y me ha encantado recordarlo...me alegro que tengas tanto amor en tu familia, una entrada llena de amor bellisima, gracias amiga por compartirla...besitosss dulces

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio