viernes, enero 28, 2011

Pendes de un hilo



Corazón: ¿pendes de un hilo?
Encarcelado en pensamientos en vano,
no te desprendes para poder volar.
Solo quieres otear el  horizonte.
Solo quieres quedarte observando como pasa la vida.
Libérate, porque es ese el que te llevará por nuevos rumbos.
Es ese, el que te devolverá la frescura de los amaneceres.
Es ese, el que te dará los mejores atardeceres...
Es ese, el que arderá de nuevo frente al Mediterráneo...
Mientras sigas pendiendo de un hilo,
¡no podrás pescar ilusiones!
¡no podrás soñar despierto!
¡no harás realidad ningún sueño!

¡Libérate!

Feliz fin de semana.

:)


4 comentarios:

  1. Eso es, Carolina! Liberar el Corazón y dejar que vuele! Él es sabio y siempre sabe hacia dónde volar:).

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. A ver si te hace caso.

    Feliz fin de semana Carolina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso Carolina hermoso, libera el corazón y se feliz.
    Un abrazo
    Ambar.

    ResponderEliminar
  4. Lo que pasa es que el corazón, a ratos, es un poco cabezón.
    Y por mucho que le digas, pues...
    :)

    Besos, Carolain!

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio