lunes, marzo 21, 2011

Diecisiete sílabas forman un haiku



Un poema de tres versos. El primero de cinco sílabas, el segundo de siete, y el tercero de cinco.  Sus orígenes son orientales. Específicamente de Japón. Intenté componer alguno. Pero, después de leer unos cuantos de Mario Benedetti, pienso que los escribiré luego. Mientras, comparto esta combinación perfecta de Hayki y Benedetti.

me gustaría
mirar todo de lejos
pero contigo

dame cobijo
con toda la ternura
que te he prestado

en plena noche
si mis manos te llaman
tus pechos vienen

pasan las nubes
y el cielo queda limpio
de toda culpa

desde la biblia
el cielo y el desnudo
pecaron juntos

si me mareo
puede que esté borracho
de tu mirada

en todo idilio
una boca hay que besa
y otra es besada

no más rodeos
prefiere que la besen
a quemarropa

cada mujer
puede ser dos mujeres
déjenme una

qué buen insomnio
si me desvelo sobre
tu cuerpo único

nada conforta
como una teta tibia
o mejor dos

5 comentarios:

  1. Este es el que más me gusta:


    pasan las nubes
    y el cielo queda limpio
    de toda culpa


    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Son bellisimos cielo
    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  3. bellisimos versos nos regalas princesa, esta asturiana te da infinitas gracias por anegar nuestra alma de su sublime esencia, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  4. Es que Benedetti... Es mucho Benedetti, eh?
    Geniales los "sudokus" estos.
    :)



    Besos, Carolina!!

    ResponderEliminar
  5. Que preciosidad de haikus!!! gracias por ponerlos cielo...y el ultimo es muy cierto jajajajaj besosss guapisima....

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio