lunes, marzo 14, 2011

Japón




La tragedia llegó, arrebató vidas, y oscureció el sol.
La naturaleza no los perdonó.
¿Y dónde está Dios?
¿En qué lugar te escondes?
Ese mar que tanto amo, desató la furia infernal…
Ahogando ilusiones, consumiendo sueños, dejando a su paso 
un triste cementerio.
Silenció voces...

Y yo, me pregunto:
Si aún existe Dios.



3 comentarios:

  1. Yo sinceramente creo que es el Planeta, el que está un poco hartito de nosotros,
    y se defiende como buenamente puede...
    Yo creo que no lo valoramos lo suficiente y mucho menos,
    nos hacemos una idea de la fuerza que puede desatar cuando ya no puede más...


    Un beso, Carolina.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que Dios no tiene nada que ver, en todo caso quizás nosotros, los humanos no respetamos la naturaleza, el planeta, y por eso ocurren estas cosas tan terriblemente doloras.

    Besos

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio