miércoles, marzo 30, 2011

Reflexión



Desde bien temprano, y porque me gusta ver el amanecer, aún estando nublado. Es el momento, en que puedo escuchar la voz del interior, el sonido del silencio, y también la paz.  
La ventana que me da ese privilegio (la del estudio), me muestra la luz y dirige el camino que recorro cada día.  Es hermosa.
Su blancura es señal de limpieza, ni pienso en la contaminación del ambiente, y me encargo de percibir cada granito de energía positiva que transmite.

Sonrío, y me preparo para otro día más. En donde se batalla para sobrevivir. Han pasado 81 días desde que le dijimos al 2010 adiós.  Finaliza marzo.  El tiempo pasa volando y los meses también...  

"Hoy, aún te recuerdo."


8 comentarios:

  1. El tiempo vuela para casi todo pero hay recuerdos que son inmunes a su paso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi dulce Caro,hay recuerdos que jamás se olvidan.
    Un beso a tu alma.

    ResponderEliminar
  3. Yo valoro mucho ese tiempo de estar a solas conmigo misma, el rato de hacer los planes para el día y, como tú dices, de prepararte para la próxima batalla de la vida que será ese día.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. El tiempo se desvanece y nosotros estamos aquí, recordando.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. El tiempo se va como un soplo, y de pronto estamos allí en el lugar exacto en donde abrimos la ventana interior para echarle un vistazo al ayer.

    Un gran abrazo desde Japón.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, se acaba marzo, es verdad.
    Pero empieza abril, no? Espero que sea un mes genial para ti, guapa.


    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  7. En la pureza , en la blancura , los recuerdos se iluminan con fervor!
    Claro que sí! Muy tierna y sabia tu entrada !
    Un beso guapa, que tu día sea lleno de luz.

    ResponderEliminar
  8. Hola, veo que no se quedo mi comentario. Me ha gustado tu exposición, y que vivas en Barcelona, ciudad muy querida por mi, pues nací allí.También tu título del blog Una luz, una esperanza, me ha hecho quedarme a tu lado, es bueno estar al lado de la luz.
    El tiempo a pasado, tienes razón, pero lo importante no es el tiempo , sino lo que hiciste de bueno, positivo, con amor , en ese tiempo.
    Me gustaría que tú también te quedarás a mi lado.
    Gracias.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio