jueves, marzo 10, 2011

Serenata

               Foto captada desde el rincón de mis suspiros. 10/03/2011


¿Cómo no escribirte esta noche?
¿Cómo no decirte algo?
¡Si eres tan bella!
Eres luz en el comienzo
de primavera...
Adornas el cielo,
sonriendo a las estrellas.
Vestidura de mi alma, luna hermosa...
Radiante de pureza...
Te asomas en mi rincón, y lo invades dulcemente... 
Ese, el que atesora mis soledades, suspiros
y amores apasionados en silencio... 
Te adueñas de mi con cada
estación niña creciente.
No me dejes dormir esta noche,
que quiero componer una serenata
para ti luna bella, que lleve tu aroma
cuando estás llena, el olvido cuando menguas,
la oscuridad cuando eres nueva, y la sutil
sonrisa cuando comienzas a crecer...

Carolina

Franz Shubert es mi elegido, para escribir estos versos a la Luna. Serenade, la melodía.  Sencillamente, hoy ella se roba mis letras. Yo encantada de compartirlas con las estrellas, que alumbran mi refugio día y noche, titilando sin descanso... Como la dueña, que escribe lo que le sale del corazón y del alma, en cualquier estación del año y como quiera...


http://www.youtube.com/watch?v=ZpA0l2WB86E&feature=related

Feliz fin de semana.

6 comentarios:

  1. Debe estar encantada contigo.

    Que bonito poema.

    Feliz fin de semana Carolina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Carolina

    Recién te descubro,
    poetisa encantadora
    y si lo permites,
    te sigo desde ahora...

    Un abrazo

    Federico

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Si es que la Luna es más agradecía...
    Por aquí no se ve mucho últimamente, que está siempre el cielo nublado.
    Jo!


    Besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Cuídate mucho corazón ,ella te cuidará.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  6. When I go to my bedroom window - I can see the same Moon...

    I will tell the Moon to send you kisses from my romantic corner :-)

    Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio