domingo, mayo 29, 2011

Un árbol para los enamorados...


Esta historia la compartieron conmigo, hace algunos meses atrás. La leyenda de la encina de los enamorados. Hoy, leyendo una entrada de un blog amigo "El Draco (Icos de los Vinos)".  Me la trajo de nuevo a la memoria.  

Dicen que en sus bellotas, está escrita la historia de las parejas.  Espero les guste.




En la edad media donde hoy se encuentra el Palacio del Marqués de Legarda (Madrid), existía una casona en la que vivía un caballero cristiano y una joven mora muy enamorada de su caballero cristiano.

Un buen día el apuesto caballero tuvo que partir al sur para luchar contra los moros, la hermosa mora lloraba su ausencia todos los días a la sombra de una encina próxima, tan amargas eran sus lágrimas y su llanto, que las dulces bellotas de la encina se volvieron amargas.

Pasados unos meses las guerras contra los moros terminaron, pero el apuesto caballero no volvía, nunca más volvió, para desdicha de la hermosa mora que siguió llorando la ausencia de su amado.

Hoy muchos recién casados de Ambite, acuden a la vieja encina y prueban sus bellotas, se dice que si los novios comen una bellota dulce, su matrimonio será dulce y feliz, Pero si por el contrario comen una bellota amarga, la pareja será desdichada.                                  

La vieja encina es la segunda más vieja del mundo y está catalogada como árbol singular por la comunidad de Madrid. Tiene una altura de 20 metros, un diámetro en su copa de 28 metros, y un perímetro de 3,60 metros

20 comentarios:

  1. Que historia tan triste.
    Espero que sea totalmente inventada.
    Es bonita pero llena de desdicha.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carolina,es una historia triste pero hermosa a la vez. Gracias por mostrarnos esta leyenda,y poder imaginar como puede llegar a ser el amor.

    Un abrazo.
    Isabel.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carolina.

    Veo que has seguido mi ruego y ahora publicas la leyenda de esa encina.
    Es una leyenda triste pero como todas las leyendas tiene el misterio que dicen tienen las leyendas.
    Gracias por mostrarme la triste historia de la enamorada que eseró por siempre a su enamorado.

    mi mejor sonrisa para ti

    ResponderEliminar
  4. Una historia triste, sin quitar la belleza de ese amor profundo que nunca se olvidó a pesar de la pérdida.

    Yo también espero que sea nada más que una leyenda.

    Ahora bien. De lo que me he informado, el árbol de la historia, si existe y está en ese lugar. Es frecuentado por parejas que prueban sus bellotas.

    Besitos mi Torito

    ResponderEliminar
  5. Para mi es placer poderla compartir y que os guste mi niña.

    Gracias Isabel.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Si querido Paco, leí tu respuesta a mi comentario en tu blog. Quise enviarte la historia al correo, pero no pude. Porque no encontré la dirección.

    Así que decidí postearla. Para mi tiene un significado personal especial, ya que quien la compartió conmigo, en su momento fue alguien importante. Aunque yo no lloré a la sombra de un árbol. La almohada fue quien recibió todo en esos instantes bajos. La salud de esta persona se deterioró, según tengo entendido se fue en busca de sanación. Han transcurrido casi 8 meses, y al día de hoy, no sé absolutamente nada de él. La vida sigue, y yo he continuado. No estoy para llorar como la hermosa mora. Solo espero que haya encontrado la ayuda que necesitaba.

    Besitos con sonrisas, un pelin tristonas.

    ResponderEliminar
  7. Una leyenda muy bella...un amor que traspasa el paso del tiempo...gracias por compartirla cielo, besitos y abrazos...

    ResponderEliminar
  8. Pues qué mal rollo, ¿no? Lo de ir tó feliz con tu pareja a comerte una bellota y que te salga amarga...

    Y sí, el Drago Milenario en Icod de los Vinos es genial tb. Cuando estuve en Tenerife fui a verlo, y mola un montón.


    Besos, Carolain!!

    ResponderEliminar
  9. A Quien Pueda Interesar…

    Taller Literario Personal.

    Pronto !

    ResponderEliminar
  10. YO quiero probar una bellota yaaaaa!

    ( espero que sea como tus cerezas, de dulces)

    :P
    Un beso Caro

    ResponderEliminar
  11. Mi princesa Arwen, es cierto, un amor que traspasa el paso del tiempo, y queda reflejada en esta leyenda.

    Gracias mi niña por tu luz.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Si mi Lou, es algo así como muy supersticioso. Pensandolo bien creo que no lo probaría, me moriría si la primera que me sale es amarga.

    Besitos mi niña.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu visita e invitación Anuar Bolaños.

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  14. Gitanita, del sabor de las Bellotas no te puedo decir nada, porque aunque he visto los árboles, nunca he probado su fruto. A lo mejor lo haga en la próxima temporada de bellotas.

    Besitos mi niña.

    ResponderEliminar
  15. Caro,mi dulce Caro,un historia bella pero triste.
    Cuídate un mundo.
    hasta pronto.

    ResponderEliminar
  16. Mi dulce Morgana, tu también cuídate mucho. Por aquí estaré siempre.

    Besitos mi niña.

    ResponderEliminar
  17. Preciosa leyenda, digna de Becquer ¿no crees?.

    Yo no como bellotas no me confundan con un cerdo ibérico (cerda en este caso) y me sacrifiquen con el asunto de la crisis.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tristemente hermosa, te felicito, muy bien escrita.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Gracias mi querida María del Rosario. Gracias por tu visita, y me alegro que te guste la historia.

    Besitos

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio