sábado, agosto 20, 2011

Un poema y una reflexión...


Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!

¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!



Pablo Neruda




Comentario: este poema siempre me hace reflexionar.  Y solo puedo concluir, que la vida es un riesgo que uno debe asumir. Por supuesto que se puede caer en un cactus, pero, también se puede aterrizar en algodón.  Quien dijo que la vida es color de rosa.  Nadie.   Se asume, se vive, y sobre todo se disfruta a pesar de las tempestades.   Si nos quedamos para lamentar, allí morimos.  Así que si quieres llorar, llora. Pero luego sécate la lágrimas y ponte a trabajar en mejorar tu vida.  Sal a calle, lee un libro, ama (sin amor no se puede estar), un toque de locura de vez en cuando no esta mal. Da rienda suelta a tus fantasías, y no dejes sin cumplir ninguna. Cero tabúes y ha sonreír.  :-) 


Desde que decidí, desechar el pasado  triste y doloroso. Soy más feliz.  Y la sonrisa que dibujan mis labios,  nada ni nadie la ha podido borrar.

Feliz fin de semana.

Por cierto estoy limpiando el jardín.  Anexo unas fotillos  de mis fuera de rutinas de este verano super caluroso.

Tomates, un meloncito y un calabacín.
Todavía me queda por recoger.
Hace mucho calor a esta hora.



Mi negri se ha llenado de pinchos y mala hierba. Es mi ayudante en todo.  A él lo podaré en este instante
porque todas estas cosas en el cuerpo le molestan.


¡Ah, polillas en la base de mi lámpara preferida!


A restaurarla, eliminando primero los animalitos. Y luego, tapando todo con masilla para madera. Aún sigo en el proceso.

Antes

Después.
He seguido variando los colores de casa.

8 comentarios:

  1. La madre que parió a tu Negri, jaja ¡qué gracioso es!. Oye que digo que me voy a cambiar de casa en breve que estoy por invitarte una temporadita (por supuesto desinteresadamente, ejem, ejem).

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu manera de ser y de pensar.
    Me gusta que no te quedes llorando cuando te caes y me gusta que veas en el jardín un espacio casi de aventura y me gusta que seas tan manitas (yo soy un desastre con las manos ) me gusta tu perro( es precioso aunque sea contrapuesto en el color al mio) y me gusta tu personalidad. Que mas? pues que me gusta tu forma de pensar.
    Bueno dejo de darte coba que despues te acostumbras.

    Mi mejor sonrisa para ti

    ResponderEliminar
  3. Me gusta todo en esta entrada.
    Un beso con :)))
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajajaj, mi querida María, solo dime, donde debo estar y a que hora llegar. allí estaré como un clavel sin falta. jejejejjeje

    Eso si, me llevo a mi negri, que a ese no lo puedo dejar solito.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  5. Ahíiiiii, mi dulce poeta Paco. Me acabo de derretir leyendo lo que me escribes. Un halago precioso y regocija el corazón.
    Gracias amigo mío.
    vale, no me acostumbraré... jejejejejejej

    Besitos muy sonrientes

    ResponderEliminar
  6. Me alegro, querida Reina que te guste. Se me hace divertido y relajante, poder compartir con todos, mis días fuera de la rutina.

    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  7. Me encanta como te esta quedando todo caro ! arriba los colores , le dan frescura y renueva !
    Obviamente fuera la rutina , me mata , te darás cuenta por mis cambios de looks en el blog en mi , en todoooo! Ni te imaginas en mi casa , renuevo renuevo y renuevo desde el celular hasta los muebles , la ropa todo !Y como cuestan los cambios en uno mismo !
    Vaya , eso si que no es tan fácil!
    Un beso mi querida

    ResponderEliminar
  8. Gracias querida Natalia. Arriba los colores y seguro que pronto me adaptaré a verlos cada día... jejejejejeje

    Los cambios en uno mismo, son difíciles, porque a veces no queremos ver la realidad. Te puedo dar una receta para darlos, porque estos los conozco al pelo. Nada de bajar la cabeza, y como lo digo en el comentario, si hay que caerse y llorar, se hace. Pero, luego se levanta y que nadie te detenga. Porque al fin y al cabo somos nosotros mismos los creadores de la felicidad.

    Besitos mi niña, y muchas gracias por tu visita.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio