sábado, diciembre 03, 2011

...


Dejas un vacío profundo
en mi corazón. Y sabiendo
que yo misma me lancé al 
abismo sin precaución...
Me retiro...
Te buscaré en mis tardes
de sueños bonitos,
y atraparé en cada brisa fresca las
letras de tu nombre.


Comentario:
Sé que el sol volverá a salir.

Que tengan un feliz fin de semana largo. Y muchas gracias a todos, por los comentarios en la entrada anterior. Cuando regrese de mi corto viaje, me pondré al día con vuestros blogs. 


15 comentarios:

  1. El sol siempre sale Carolina.
    Vendrán nuevos sueños y nuevas ilusiones.
    Ya lo verás.

    Que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Dulce Carolina, has hecho bien en lanzarte sin precaución, porque más vale sentir y ser valiente que no haber sentido nada.
    Te recuperarás y vendrán otros soles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mi dulce Caro,aunque te parezca contradictorio lo que te voy a decir,el lanzarse al vacío es cosa de valientes y tú lo has hecho aunque la caída haya sido dura.Te repondrás y saldrá el sol,estoy segura,te lo digo por experiencia.
    Millones de besos que te llenen de amor.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carolina.
    Qien no sufre, ni vive ni ama, así que lánzate al abismo, tantas veces te sea necesario, vive, ama, se feliz.
    La vida se encarga de recordarnos que todo eso conlleva su grado de sufrimiento.
    Adelante...hay que seguir el camino de la vida.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  5. En España tenemos una frase hecha que no sé si conoces, es "que me quiten lo bailao" y con ella queremos decir más o menos que, aunque algo se termine o salga mal, mientras duró se disfrutó.

    El sol saldrá de nuevo, claro que sí, y brillará de nuevo mucho y para tí.

    Besos, hoy ración doble.

    ResponderEliminar
  6. Caro, la vida te llenara de nuevas fuerzas, la fe y el amor te conducirán a la felicidad merecida, buen fin de semana.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pasará, aunque ahora duela,pero pasará.
    Besos y alé,a vivir la vida...

    ResponderEliminar
  8. Mi querido Toro, el sol vendrá, eso si. Las ilusiones, por ahora quedan aparcadas.

    Ya me pondré al día. Me entusiasma la idea de volver a leerlos. Más tranquila, y despejada.

    Besitos de luz y esperanza.

    ResponderEliminar
  9. Mi niña, Ojosnegros. Ese es el riesgo que se corre, lo duro es cuando llega la estrellada. El tiempo, el tiempo es el mejor aliado para olvidar.

    Besitos de luz y esperanza

    ResponderEliminar
  10. Mi dulce Morgui, pues mira que pensé que era valiente y fuerte. Se había arrugado unas cuantas veces mi corazón, pero, esta me ha pegado duro. Solo quiero que pasen los días, y estaré bien. Sé que si.

    Muchas gracias mi princesa, por tu apoyo aquí y en mi email.

    Besitos de luz y esperanza.

    ResponderEliminar
  11. Mi dulce AMBAR, tienes toda la razón. Opino que si no se sufriera en la vida, no sería entonces vida. Y a lo mejor algo aburrida sería.

    Gracias mi niña.

    Besitos de luz y esperanza.

    PD:por cierto no me llegó tu email con las dos imágenes que me dijisteis de lo de mi cumpleaños.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida María, dame consejos, eso es lo que necesitooooo, para dejar ser tan tontita y sufrir...

    Que salga pronto el sol, porque de verdad LO NECESITO.

    Besitos de luz y esperanza

    ResponderEliminar
  13. Mi querida María del Rosario, muchas gracias. Pasará y quedará como un anécdota más para recordar, que pude tocar por un momento el cielo de tanta felicidad.

    Besitos de luz y esperanza.

    ResponderEliminar
  14. Ya estoy aquí, mi querida Scarlata. Gracias amiga, muchas gracias por tu apoyo aquí, y en mi email. Estoy mejor. Sin llorar. Más calmadita, reflexionando, y sobre todo: estructurando de nuevo un plan. ¿Sabes? traje una cantidad de fotos del lugar en donde estuve. Ya las publicaré. ¡Yo que estoy antinavideña! y resulta que me lo pasé bonito con la parada de Navidad en PortAventura.

    Besitos de luz y esperanza

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio