jueves, mayo 03, 2012

Amor, amor...

El Beso. Gustav Klimt. 
(será mi primer tatuaje) 

Cuando de suspiros se trata, solo hay que pensar en ti... Hombre del Mediterráneo. Pedacito de miel, de sabor azucarado. De besos únicos, creados para mi. ¿Cómo no pensarte? si tatúas el alma con tinta de acero. ¿Cómo no escucharte? si eres melodía celestial. ¿Cómo no mirarte? ¡si eres la estrella que ilumina mi cielo! ¿Cómo no desearte? si tus manos son de terciopelo. ¿Cómo no besarte? si eres el agua que calma la sed. ¿Cómo no darte el corazón? si eres el ladrón más astuto... Rendida, tatuaré nuestro amor. Para recordar siempre, y hasta el fin de nuestros días que has sido, y eres el amor que marca la diferencia... Aún sigue escribiendo páginas del libro de mi vida... 

El pasado no existe, 
el futuro es incierto, 
y solo: 
vivimos el presente...


Bienvenido Mayo.

7 comentarios:

  1. Esta entrada tenía inhabilitada la opción de comentar. No sé el por qué. El caso es, que vine a mirarlo. Una angelita me lo hizo saber. Gracias mi querida amiga.

    Ya está arreglado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. A disfrutar del mes de mayo, Carolain!


    Un beso graaaaande! ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola mi hermosa Carolina.
    Que tal tu "pulgarcito" espero que ya se vaya recomponiendo, tambien voy mejorando despaciro.
    Tal como dices hay que vivir el presente.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  4. Hola mi querida Reina del Mambo. Muchas gracias poeta, porque tú también lo eres.
    Besitos de luz y esperanza.

    ResponderEliminar
  5. Ahíii mi Lou querida, y espero que este año vengas a Barcelona.
    Bienvenido mayo.
    Besitos de luz y esperanza.

    ResponderEliminar
  6. Mi dulce y angelita AMBAR, mi pulgarcito ya dejó de ser culebra, y ahora muestra una excelente cicatrización. Espero que no quede marca alguna...
    Cuídate y muchas gracias por ser como eres. Un ángel terrenal, dulce y hermoso.
    Por cierto, feliz día de la madre. Te pareces a la mía.

    Besitos de luz y esperanza

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio