jueves, diciembre 06, 2012

Llamada de madrugada...

Desde el jardín, y debajo de la desnudez del árbol de caqui.

Bajo la luna menguada, acariciando la brisa fresca, pensando en tú llamada. Me sorprendisteis de madrugada y aún suspiro sobre mi almohada... Mi corazón agazapado delata los latidos, cuando de ti se trata, se sonrojan las mejillas y la emoción abrasa... ahora me levanto con el sol sonriendo y la luna durmiendo.  Vestida de susurros dulces, abrigada con la luz de la mañana, encantada sonrío y continuaré con mi jornada...

Otra vista del amanecer, desde la terraza.



Comentario:
A veces las personas sorprenden agradablemente. Tanto así, que voy feliz al trabajo. Hoy no tengo descanso.  Espero que tengan un feliz fin de semana largo.  Ahora si, ahora si me voy a currar. Las fotos son tomadas desde el jardín de casa. Solo que la cámara falla porque no tiene flash, a ver si le pido al niño Jesús, o a los Reyes una nuevecita.   
¿Alguien se apunta a regalarme alguna? Acepto ofertas...
:-)))) 

4 comentarios:

  1. Los efectos milagrosos de una llamada...

    Que dure el hechizo Carolina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi linda niña.
    Bendita llamada que te inspira tan bonito, que esa alegria dure.
    Lo de la cámara, SI, yo me apunto, pero por que necesito una yo también, a ver si los reyes llegan con una para cada una.
    Esas fotos se ven preciosas, sobre todo la misteriosa luna.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito,ricitos¡
    Venga¡ un fondo común, para regalarle a Carolina, una cámara nueva.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Llamadas que iluminan el alma y alegran el corazón dan energía para salir y cumplir con la misión del trabajo que sin el que no podríamos vivir. Ya veras como los reyes te traerán todo lo que pides. Besitos de luz.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio