domingo, diciembre 16, 2012

Pasión Mediterránea



Con una mirada, me desnudó.
Con una palabra, la tierra se hizo paraíso.
Con una caricia, cerré los ojos y toqué el cielo.
Me olvidé del mundo, y dejé volar
las emociones revueltas entre mariposas
y estrellas, sensaciones descubiertas
exquisitas y verdaderas,
tentación perversa...
Si, si... fuimos Eros y Afrodita,
uno en una
noche de lluvia suave
y placentera,
en donde solo se escuchó
el susurro de cada gemido,
y una frase enredada entre
suspiros: Te quiero

7 comentarios:

  1. Caspita...que bonito, me alegro por ti.
    Disfruta la vida, los momentos presentes pasan y no vuelven, enredaté en suspiros de felicidad.
    Que la luz de tu mirada ilumine todo a tu alredor, y la esperanza de tu sonrisa esté siempre contigo.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, vaya...
    Veo que todo va muy bien eh?


    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. precioso poema,lleno de amor y felicidad por ese momento que hizo que tu alma se enamorara de verdad. un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carolina, guapa. Hacía mucho tiempo que no pasaba por los blogs. Esta vez lo hago para desearte una muy feliz Navidad.
    Todo mi cariño,
    celia

    ResponderEliminar
  5. Ese desnudar en una mirada...
    es lo mas hermoso que pueda soñar,
    hermoso el poema Carolina.
    que tengas una buena semana
    y felices fiestas.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando desnudas tu alma salen a la luz sentimientos olvidados, disfruta de esos momentos, pero cuidado....con los excesos. besos.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio