miércoles, enero 30, 2013

Un sueño

Everest

El riesgo forma parte a cada instante de nuestras vidas.  Quien se arriesga consigue. Quien no lo hace, quedará con la duda. Querer, es poder...  Y yo, sé que algún día estaré en esta cima. A lo mejor muera en el intento, espero que no, pero si fuera así, me iré feliz. Contenta y satisfecha. Porque hice lo que quise, y no dejé de avanzar...  Eso sí, aún falta mucho tiempo para que esto suceda, por lo tanto hoy es tan solo mi poesía:

Un sueño,
un objetivo, 
una meta,
Everest la cima
que comienza a
bailar en el corazón
loco de una venezolana
aventurera del mundo...
 

Tocaré algún día el techo del mundo, no sé cuanto tarde en prepararme, no sé cuando sucederá, solo sé que hoy está escrito en el rincón donde vuelan mis secretos al universo, en donde el viento me escucha en silencio, y en donde solo yo puedo hacer realidad esta locura extrema... 
¿Me acompañan?

:-)

6 comentarios:

  1. Hola guapa. No iré porque las cimas esconden otras cimas. El ser humano pocas veces está feliz con su ascenso. Me lo dice la vida.
    Prefiero seguir en el valle. Esperaré la primavera.
    Me ha encantado la combinacion de prosa y poesía. Y la forma con la que escribes, ambas.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Yo, me quedo
    El mal de altura... y además soy muy patosa.
    En serio, cada instante que pasa, nos conocemos mejor
    y creo, que tu lo haces muy bien
    Bss

    ResponderEliminar
  3. La satisfacción que se siente al hacer cumbre no se parece a nada... es maravillosa.
    Y al Everest no se... pero a mi Aconcagua le tengo muuuchas ganas.
    Que se cumpla tu deseo! y volvé para contarnos eh!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Oye, eso si que es un reto eh?

    Yo creo en ti.

    Seguro que lo consigues. Fijo que si.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mi linda Caspita.
    Adelante, con tu ímpetu, energía, entusiasmo y decisión, el tiempo nos dará la respuesta, ya que lo pones a largo plazo, pero como dice Toro…creo en ti.
    Una Luz, una Esperanza, eso es lo que siempre está contigo en el brillito de tus ojos y tu preciosa sonrisa, nunca la pierdas y sigue siempre adelante en todo lo que te propongas.
    Un graden, grande abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  6. Querida carolina,ese es un reto importante pero por experiencia te diré que cuando uno corona la cima la satisfacción es inmensa, en la travesía uno hace reflexión de la vida y ves que tras las dificultades hay m,omentos de calma de belleza sin par, pero con constancia y esfuerzo todo es posible de lograr. Al everest no se si te llegaría acompañar pero hay cimas más cercanas que te dejan la misma sensación de haber coronado una parte de ti misma. Besos de luz mio dulce niña.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio