domingo, septiembre 15, 2013

44 días...

Imagen del 15/09/2013

Observo sentadita y en silencio, 
al cielo.
44 días quedan
para volver abrazarte 
y sentir el calor tuyo:
 Madre...

Celebrarás conmigo,
mis 44 primaveras,
estaremos junto al árbol
de navidad, después 
de 7 años sin celebrarlas
juntas.

Cinco años han pasado, desde nuestro último encuentro.

Montserrat. 03/08/2008

12 comentarios:

  1. Será la navidad más hermosa del mundo para vosotras.

    Me alegro muchísimo Carolina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Si, será la navidad y mi mejor cumpleaños después de muchisimo tiempo.

    Gracias mi Torito bello

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  3. Fenomenal¡Carolina
    Me alegro un montó.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. carolina siento el calor de tu palabra cada vez que te leo eres un amor besos

    ResponderEliminar
  5. Buenos días mi querida Mar,
    estoy muy contenta de poder compartir la visita de mi madrecita por tres meses.
    Gracias.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  6. Buenos días querido Carlos,
    me alegra saber que eso transmite cada una de las letras que plasmo. Y esta entrada tiene aún más calor y mucho amor.
    Gracias.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  7. Será fantástico Carolina. Como me alegro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Bonitas fotos. Me gusta mucho la silueta de la primera! Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola mi Caspita linda.
    Me alegra que ya llegue ese tiempo en que puedas disfrutar del cariño de un SER, tan querido e importante como es una madre, sé, que vas a disfrutar a tope cada instante que con ella estés.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  10. Mi dulce Carolina, es hermoso el tener cerca a las personas amadas cuando llega los días importantes para cada uno y también cuando se vive lejos y no puedes gozar de ellas siempre que quieres, es cuando realmente valoras lo hermoso de cada momento vivido junto a ellos, por que vuelve mágico e único.
    Besos de luz.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio