martes, noviembre 11, 2014

Él


Columpiando en la vida
unas veces alto,
y otras muy bajo,
me doy cuenta
que cuando pienso en
Él,
no importa a la
altura que esté y en que lugar se encuentre,
ni cuantas veces me estrelle en la tierra,
solo sé que cada latido
del corazón se convierte
en verso
y cada suspiro
en melodía.

15 comentarios:

  1. Qué bonito¡ ese columpio, te da alas.
    Bss
    Me puedes ayudar en mi blog?ve a mi entrada de hoy.

    ResponderEliminar
  2. Si mi querida Mar, ese columpio hace que tenga las alas para volar a cualquier rincón del mundo.

    Besitos de luz

    PD: te enviaré un email a ver como resolvemos lo de tu ordenador

    ResponderEliminar
  3. Hola mi Caspita linda, precioso el columpio, el verso, el suspiro, la melodía y todo el conjunto.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Melodía de tu bello Corazón, un placer escucahrla, Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ojalá y Dios quiera que esa melodía nunca deje de sonar... sería maravilloso saber como suena. Tiene que tener un magnifico estribillo...
    Muy lindo !!

    ResponderEliminar
  6. Halaaaaaaaaaa, que bonitooooooooo.

    Bravooooooooooooooooooo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Columpiándote en los sentimientos que te despierta te sientes viva y esa fuerza hace que todo sea mucho más liviano y bello.
    Felicidades a ti y a tu bello muso por inspirarte tanto!!!
    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  8. El verso, el suspiro, y la melodía, ingredientes que sacan la poeta que anida en mi jajajajajajja...
    Gracias mi querida Avelina por tu visita.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  9. Me alegra saber que te gusta la maravillosa melodía. Gracias mi niña Azzul.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  10. Gracias La luna, la estrella y el mar. Que alegría volver leerte.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  11. :-)

    Gracias mi Toro bello.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  12. Gracias mi querida hadita de luz.
    Es verdad, se despiertan los sentimientos en cada balanceo del columpio, dando la fuerza necesaria para crear.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
  13. Esos latidos que se convierten en versos y en suspiros..... precioso poema.

    un beso

    ResponderEliminar
  14. no importa la altura
    ni el espalcio ni las distancias
    tan solo el sentimiento
    El

    Besitos dulces llenos de luz , precioso poema, feliz finde

    ResponderEliminar
  15. Eso es bueno, besos.
    A disfrutar.
    :)

    Quizás la melodía esté en tu corazón...

    Bella dedicatoria, Carolina.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Tu destello, ilumina mi refugio