miércoles, julio 22, 2015

Verano de Negri

El calor hace que 
casi cada día
salte a las fuentes.






Feliz, juega y nada...

Mientras,
Yo, saliendo de un constipado de verano
y una tendinitis del tobillo derecho.





:-)

No recomiendo las duchas frías y ponerse en frente del aire.
O mojados, en una corriente de viento entre ventanas 
porque eso fue lo que hizo que
enfermara.


12 comentarios:

  1. Espero que te mejores pronto.
    Este calor nos va a matar a todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este calor de verdad es agobiante. Ni en la calle, ni en casa se está tranquilo. Y las noches son de insomnio... Esperemos a que pase.
      Estaré bien mi Toro, solo tengo que no exceder en los recorridos que hago cuando paseo a Negri. Más reposo para el pie.
      Muchas gracias.

      Besitos de luz mi Toro bello.

      Eliminar
  2. Sí, es terrible este calor.
    Jajaja, me imagino a Negri. También tengo una perrita, se llama Lola, es una westy, y últimamente se porta muy mal, le da por escaparse a comer tapas en un bar de la montaña. Como cuando llega, todo el mundo le da tapas, se escapa, y nos tiene todo el día mirándola y vigilándola. Pone cara de buena, pero ya, ya, hace de las suyas...
    Son muy ricos los perros.

    Espero que te mejores pronto.
    ¡Me encanta la música de Coldplay!

    Un beso, Carolina. Saludos a Negri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los perros de la raza de Lola. Son muy bonitos. Aunque estos pequeñines le ladran mucho a mi Negrito jajajajajajaja. Y este ya es un zorro viejo, los mira, les mueve la cola y se da la media vuelta.
      Mirala que coqueta y sociable, se va de tapas jejejeje. Los perros son maravillosos y es la compañía a cada instante, el juego, el paseo, la dulzura, la ternura, ..... uiiiiii soy una adicta de perros, y si pudiera tendría una perrera, jajajajajajajjajaj.

      Bueno, hoy estoy mejor del pie, menos adolorida. Poco a poco. Y menos tiempo andando con Negri es la terapia por ahora.

      Un lenguatazo de parte de mi Negri

      Y besitos de luz de mi parte.

      También me encanta Coldplay.

      Eliminar
  3. Que suerte la de Negri, juega feliz sin preocupaciones. Y tú, siempre hay que cuidarse de las corrientes de aire, pueden tener consecuencias mayores. Que te mejores.

    Besos dulces Carolina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi Negri, es feliz donde haya agua. Y ahora porque no puede ir a la playa, pero, le fascina. Le encanta que las olas lo revolquen lo tiren en la orilla y otra vez comienza a jugar con ellas. Ese si es verdad que no tiene preocupaciones, jajajajajajaj, con que salga a dar paseos y encontremos una fuente el es el perro más feliz.
      Si, desde que me enfermé por las corrientes de aire, y solo fueron 4 días, los pasé fatal, porque hasta fiebre me dio, la tos y la nariz tapada y el malestar en general, y se le suma las altas temperaturas aún más fastidioso.
      Gracias querido Dulce.
      Con respeto y reverencia
      mis besitos de luz

      Eliminar
  4. Bonito y simpático negri, mejórate Carolina :-)))

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Minimal. Es bonito, simpático y travieso mi Negri jejejejejeje.

      Besitos de luz

      Eliminar
  5. Me he hecho un lío, ya no sé si la enferma era tu o Negri, que os recupereis los dos.

    Besos Carolina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La enferma soy yo mi niña Azzul. Mi Negri garcias Dios este año le ha caído el verano muy bien jajajajajja

      Besitos de luz

      Eliminar
  6. Mientras el hace su ruta de baños de fuentes tu debes pensar en como hacerte pasar el calor sin exponerte a resfriados ni malos traspiés.
    Serán los años????, jajajja
    Besos de luz bruji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que si son los años, me comienzan a pegar los 45 tacos que llevo encima jajajajajajajja, Y yo pensando que siempre sería joven y sin dolencias JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
      Besitos de luz brujiles bruji

      Eliminar

Tu destello, ilumina mi refugio