miércoles, abril 29, 2015

Desde la altura andina

 
 
Hola amigos blogueros. Al fin hoy tengo en mis manos un portatil más rápido jejejejejejjeje. Porque estaba utilizando el que una vez me acompañó en la universidad. Bastante arcaico, muy lento, pero así y todo funciona. Aparte de hacer el papeleo burocrático, por el que vine a Venezuela, el fin de semana pasado nos dimos una escapada en familia al páramo de la Grita. Un lugar mágico, lleno de huertos super inclinados, de agua de manantial cristalina y sobre todo la paz, la espiritualidad que transmiten las alturas de unas montañas inmensas. También visitamos el Santo Cristo de la Grita. Es muy milagroso, y cada 6 de agosto, gente de todas partes del mundo pagan su promesa haciendo peregrinación llegando a él, de rodillas.
 
En cuanto al papeleo que estoy haciendo, el proceso es lento. Madre mía del amor hermoso, hay que tener paciencia, tolerancia y aguantar cada cola, para que cuando toque el turno, te digan "no hay papel ni sistema, hasta nuevo aviso"...  podría decir muchas groserias en este momento jajajajajajajajajajaaja pero, no quiero quebrantar la paz que bajó conmigo de la montaña.
 
A continuación fotos del lugar en donde paseamos.
 
LOS EXTRAÑO A TODOS!!!!!!!!!!!
 
Besitos de luz

PD: no puedo corregir errores ortográficos del texto.
 
Santo Cristo de la Grita
 
 
 
 
Dormida, jajaajajajjaa porque el horario me ha dado durisimo.
Aún lo tengo descontrolado.
Al fondo, la siembra de apio.
Intenté caminar por ahí, y resulta que es demasiado vertical.
Admiro a las personas que cosechan en estos terrenos,
mi cuñado!!!



sábado, abril 18, 2015

Desde Venezuela

Con parte de mi familia en el Aeropuerto.
El chiquitin es mi primer sobrino-nieto.


Comenzó la aventura de descubrir una vez más el calor venezolano. Sobre todo impregnarme del amor de familia. Aquí estoy. Para compartir este vuelo desde el otro lado del charco.  
Y aunque el horario lo llevo a lo loco jajajajajjajajajaja, no he cogido el ritmo aún, y estoy segura que cuando lo tenga controlado, llegará la hora de retornar.  
Venezuela ya no es lo que era cuando me fuí, ha sido durísimo observar el cambio. Imagino que con el tiempo todo irá a mejor. Tengo la esperanza de así sea. Hay que ser optimistas y no conformistas.
 
Y ahora, mi sonrisa de luz está inmensa. Y cuando comience el rercorrido por los lugares que visitaré tendrán las fotos. Porque la magia de esta tierra, todavía la podemos transmitir. Y sé que la luz y esperanza brilla ante todo esto.

Con parte de mi corazón, sobrinos, cuñados, mi madre, y Rita mi nana.

Mi niña bella y consentida de la tia.
Aún es mi bebe.
 
Y no podía faltar. Mientras esperaba la conexión en el Aeropuerto Internacional de Bogotá,
Me topé con la selección de Karate venezolana, y como una loca salí corriendo y les pregunté 
si nos podíamos hacer fotos... jejejejejejjejeje



 

sábado, abril 11, 2015

Ciudadana del mundo

Mi foto. Disneyland París. 2-04-2012


Llegó la hora, la emoción, sentimientos aflorados, volverán a reencontrarse para llenar la copa de la felicidad. A esta ciudadana del mundo, venezolana de nacimiento y de corazón en el lugar donde se encuentre, le faltan unas horas para hacer una travesía larga.  La maleta casi lista, sin pesar aún jajajajajajaja, viajará el próximo 14 de abril, a la otra orilla del mundo.

Desde ese lugar volverán a tener noticias mías...

No dejen de sonreír, y hacer el amor porque eso nos mantiene el espíritu joven, nos da salud y colma de alegría el corazón, a pesar de todas las circunstancias...

Chao pescao!!!!!

Próxima conexión desde Venezuela.  

domingo, abril 05, 2015

Dos blogueras

Parque de la Ciudadela.
03/04/2015

Amigas de letras, desde hace un buen tiempo. Y por fin el destino se encargó de toparnos en esta ciudad de Barcelona.  Muy guapa y simpática mi querida Mar. Del blog http://scarlata-scarlata.blogspot.com.es/.  Pasamos un buen rato el viernes santo, caminando por las calles estrechas del Barrio Gótico, en donde se respira historia, y se conserva el arte de la antigüedad. Una extremeña y una venezolana sonrientes, en el intercambio cultural de dos continentes, al fin le pusimos voz a nuestras letras, porque las caras nos las habíamos visto en fotos jejejejejje...  Acompañada ella de su esposo, hicimos un pequeño recorrido los tres, siendo yo, la guía. Con la suerte que no me perdí en ningún momento jajajajajaajajajajajajajaj, porque por lo general suelo desorientarme en esta ciudad grande. Se me olvida que es arriba y que es abajo, o donde está el norte o el sur. jajajajajajajajajaajaj.  Y para terminar el paseo, nos encontramos la procesión de la Macarena, y el Nazareno.
Mar y Thomas, que tengan un buen retorno a casa. Y espero verlos pronto.






viernes, abril 03, 2015

Yo



Soñadora de la vida, y coleccionista de momentos. Con una mochila de luz y esperanza, volveré a surcar los mares del universo, y así escalaré una vez más,  las montañas que vieron esta sonrisa nacer. Al otro lado del mundo, en la cordillera de la ilusión, hay un valle que esconde el baúl de los recuerdos de una infancia feliz. Y en donde en algún momento, la única preocupación era aprobar los exámenes del colegio y después acabar la universidad.  A 860 msnm, en los páramos andinos venezolanos, se encuentra:  San Cristóbal. La ciudad de mis orígenes. Los tiempos se vuelven a reencontrar después de tantos años...  Caminaré, y seguiré aprendiendo la maravilla de vivir cada día a tope, sin importar las espinas que pinchen y las circunstancias que marquen. Visitaré a mi gente querida, y las tumbas de los que ya no están. Enriqueceré la fortaleza para continuar en la aventura de seguir escribiendo otro capitulo de la vida.  
Que no es nada sencilla, pero, que así y todo, se encarga de mostrarse bonita. Rodeando de aromas cada bifurcación andada.  No soy madre (ni lo seré), nunca me casé, pero, si enviudé a muy temprana edad. Soy hija, hermana, tía, la madre adoptiva de mi adorable Negri, amiga, la dueña y aventurera de mi destino.  Encantada y feliz de seguir aprendiendo de las personas que me rodean.  Y,  amar a los hombres que me aman... jejejejejeje porque sencillamente, la vida solo es una, y en un abrir de ojos nos esfumamos de este mundo y ni si quiera el polvo quedará.

San Cristóbal. Estado Táchira. Venezuela