miércoles, diciembre 09, 2015

Perdida...




Huy, hasta mi Negri va de cabeza con su ama jajajajajajajajajaja... Perdidos entre jabones, cajas de regalos y una cantidad de fotos.  Aunque, esta es arreglada, porque mi mascotita no deja que le ponga un carajo en la cabeza.  Este día que se hizo la imagen de Negri estaba en pleno saboteo, empujando a mi amiga fotógrafa para que no sacara los jabones. Por tanto la sesión se le hizo en parte a él.   

Que estoy algo perdidilla, por falta de tiempo para escribir en el ordenador.  Que de paso, estos días también ha fallado, instalé algunas actualizaciones para utilizar el W10 y lo que hizo fue crear conflicto todo, y lo peor es que en este modelo no funciona el dichoso programa.  El mensaje toca ovarios es el siguiente:

"Este equipo no puede ejecutar W10. NVIDIA GeForce 6150SEn Force 430. El fabricante no ha hecho esta pantalla para que sea compatible con W10. Ponte en contacto con él para obtener ayuda"

Es decir, que mi hermoso ordenador, con 4 años de vida, 64 bit, hay que cambiarlo según estos señores... pues a tomar por el c.... jajajajajajajaja coño!! que es nuevo el computador, así que me quedo con W7, y espero que esta cosa no se cuelgue más. 

Cambiando el tercio, les cuento que estoy contenta con las noticias venezolanas. Muy contenta.  Y sonrío con mi familia desde la distancia, porque al fin después de 17 años hay una luz fuerte que ilumina cambios.


La sonrisa de mi bella hermana, sobrinas y amistades.
La sonrisa de VENEZUELA.

Imagen del 8/12/2015.
VIVA VENEZUELA MI PATRIA QUERIDA

Huy, ahora a escribir la carta a Santa Claus, porque hay mucho que pedir, y yo tengo una larga lista en donde los incluyo a todos.

Un besazo de luz inmenso y sonriente.

Yo

y

mis creaciones artesanales.
                                           



miércoles, diciembre 02, 2015

Rosas rojas



Belleza natural
de flores perfumadas,
acompañadas de laurel
y palma
llegaron de imprevisto
adornando
alegremente
al corazón. 
Sin aliento
se quedaron
mis suspiros
de tanta emoción.
A mil por hora 
volaron mis labios
rojos para colorear
sus besos
tiernos,
encantada,
lo acaricio, 
y lo mimo
también:
con mis versos.