lunes, junio 13, 2016

Mundo onírico


Allí estaba yo, en un lugar grande. Con olor a medicina, enfermedad y muerte. Pasillos anchos con escaleras a los lados. Caritas de niños seguían mis pasos. Todos con sus cabezas rapadas y vestidos de blanco.  Tristeza emanaban sus ojos, súplica abismal que arrugó mi corazón.  De repente dos almas pequeñas de niñas se unieron a mi caminar. Entendí sus miradas sin intercambiar palabra alguna. Comenzamos el recorrido angustioso las tres. Sentí que algo grande y poderoso nos perseguía, ¿el infierno? ¿la oscuridad? ¿las sombras? No lo sé.  Recorrimos un largo trecho de ese hospital aceleradamente, para toparnos con escalones bien anchos que empezamos a subir.   En ese momento la niña más grande se adelantó. Hizo una pausa y se giró. Con una dulce sonrisa me miró agradecida y dejó que apreciara su cabellera dorada hermosa que le caía como rayos del sol. Siguió avanzando hacia la cima, en dónde se encontraba un ángel luminoso blanco.  Ya no había angustia, ni dolor. De repente, me detuve en la mitad de las escaleras, para observar que la otra niña no mayor de 5 años me miraba sonriente, con un semblante saludable y agradecida. Vestida de colores luminosos. Me atreví a preguntar: ¿Conoces a mi hermana Beatriz?, ella con una voz angelical respondió : No. Después volví a preguntar ¿Cual es tu nombre? y encantada me respondió: Soy Nuria.  Y en ese instante le dije sube rápido, que te están esperando.  
Se desvanecieron ante mi, y enseguida  me desperté.



__________________________________________________________________________________

Ahora les explico por qué pregunté por Beatriz.  Ella pertenece a una asociación sin fines de lucro, en la lucha contra el cáncer de los niños.  En San Cristóbal, Venezuela. Mi ciudad de origen. En la actualidad por la crisis política, social y económica que vive el país, impide que lleguen los medicamentos a todos los enfermos. Razón por la que se están muriendo, con sufrimiento y mucho dolor.  Pienso que por esta razón hace que esté susceptible a todo esto, haciendo que sueñe,  muy consciente de la realidad absoluta que me toca.

No es la primera vez que sueño viendo luz al final del túnel.  Lo curioso, es que he visto en el primer sueño almas de ancianos divagando por una vía de un tren, en este no tuve miedo. Y hoy, vi almas de niños inocentes,  las encontré en un hospital y tuve miedo, angustia y dolor.

Que tengan un feliz comienzo de semana.
:-)
 

 

12 comentarios:

  1. Me dejas sin habla.
    Yo estoy seguro de que hay gente que tiene una especial sensibilidad para captar cosas que la mayoría tienen vedadas.
    Y sí, seguro que tú eres una de ellas.

    Besos Carolina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este sueño me impresionó mucho,porque estaba demasiado consciente del lugar en dónde estaba. Las sensaciones, el miedo, el lugar y el olor a medicina, el sentirnos perseguidas y no saber que era eso... fue bastante fuerte.
      Tú también eres una persona de esas, estoy muy segura de eso.

      Besitos de luz mi Toro bello.

      Eliminar
  2. Contaste otra vez, que yo recuerde, algo relacionado con sueños y luz al final del túnel. Me parece que te dejé un vídeo de un niño.
    Existen personas que pueden captar más cosas que otras, es cierto.
    Siento mucho lo que está sucediendo en tu País, Carolina, es muy duro.

    Un beso, que descanses.
    Feliz semana también para ti :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi querida Rosa, fue otra entrada que hice de un sueño en dónde narré lo que vi en el túnel. Ese día me enviaste el vídeo del niño. Lo recuerdo muy bien, porque era tan pequeñito cuando le sucedió todo y la impresión de los padres cuando él les explicó que había visto.

      Si, en Venezuela las cosas están muy mal. Y lo peor es que no se vislumbra alguna solución cercana a todo esto.

      Besitos de luz mi querida Rosa, muchas gracias.

      Eliminar
  3. Muchos sueños responden a la sensibilidad ante lo que vivimos, y lo que sucede en Venezuela te llega muy de cerca y sin duda motiva esa conexión que se presenta en tus sueños. Gracias por compartirlo Carolina.

    Besos dulces para los tuyos de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, toda esa situación me tiene consternada. Lo que hace que esté bastante sensible a estas cosas que no tienen mucha explicación.
      Cuando sueño así, lo escribo. Así no pierdo los detalles de estos sueños, que son tan reales y estoy muy consciente en ellos.
      Gracias a ti, querido Dulce.

      Besitos de luz

      Eliminar
  4. Sí, creo que es por lo que dices. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Carolina no hay nada que temer, por ellos son almas de luz poderosa y aunque estén en un lugar inhóspito y lleno de angustia, su dolor no es real, ellos saben donde quieren ir y tu eres ese ángel que las encamina, quizás se esta abriendo otra puerta para ti, pero lo descubrirás pronto y a su debido tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, estos niños ya son almas de luz. Y estoy contenta de poder ayudarlos a encaminar hacia la luz en mis sueños.
      Muchas gracias mi querida Ilesin.

      Besitos de luz

      Eliminar
  6. Tal vez han llegado a ti en el sueño para tranquilzarte y decierte que han llegado a su lugar de origen, y no han visto a Beatriz porque ella aún sigue aquí, la vida es eso una cadena.
    Esta publicación no la había visto.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso pienso también. Que dejan que miren que ya no sufren y no hay dolor. Les pregunté por Beatriz, porque ella conoce a varios niños del hospital que están en fase terminal. Acompaña a los padres y les da apoyo moral. De por si, le pregunté a ella si conocía alguna niña pequeña que llevara por nombre Nuria, y otra más grandecita. Me dijo que no los conocía a todos, pero que si, habían muerto dos niñas el mes pasado una de 4 años, y otra de 17.

      Mis publicaciones, se actualizan después de 24 horas jjajajajajaja por eso no se ven.

      Besitos de luz

      Eliminar

Tu destello, ilumina mi refugio