lunes, octubre 17, 2016

Bolsillo del corazón




En el bolsillo del corazón, guardamos los momentos que nos hacen vibrar de amor. Cuando llegan estos días bonitos de otoño, los sacamos a relucir para dejarlos volar con suspiros encantados que impregnan de sencillez los atardeceres silenciosos que nos elevan al cosmos. Recuerdos, sentimientos y sonrisas que bailan al compás de la poesía, que acuna mi mundo mágico y en dónde tengo la varita que conjura a las estrellas, a la luna y al sol. Fieles aliados de mis pupilas, que se agrandan y se achican con los destellos que las encandilan. La brisa fresca aparece despeinando mis pestañas, sacudiendo los rizos que caen desmelenados... Comienza el desfile de pensamientos de los amores que han tatuado mi alma para siempre. A quienes he amado. Al que ya no está en este mundo y se ha convertido en mi ángel guardián. A los que me han devuelto la sonrisa, dibujando en mis labios el conjuro secreto de la felicidad, pintando de arco iris  instantes inolvidables. En dónde se desnudan los pensamientos y dejan al descubierto la belleza pura de los sentimientos. El tiempo se detiene. La cabeza me da vueltas, una y otra vez... En el limbo del amor con alas doradas retorno todo al escondite secreto del bolsillo de mi corazón.